¿Cómo Medir y Controlar con Precisión la Humedad Relativa en un Entorno que Varía Rápidamente?

¿Cómo Medir y Controlar con Precisión la Humedad Relativa en un Entorno que Varía Rápidamente?

Los entornos que cambian sus condiciones rápidamente son siempre un desafío para el control de la humedad, especialmente, en todas aquellas aplicaciones en donde esta variable es el parámetro crítico de control del proceso. La humedad relativa es el parámetro de control más comúnmente especificado en muchas industrias, por ejemplo, en aplicaciones de secado de alimentos, madera, ladrillos, etc., humectación o almacenamiento de productos, donde el contenido de humedad de un producto final se puede relacionar con la humedad relativa del aire. La principal desventaja de la humedad relativa como parámetro de control es que la misma varía considerablemente ante variaciones de la temperatura, lo cual significa que una medición precisa requerirá de lecturas representativas y confiables tanto del sensor de humedad relativa como del sensor de temperatura.

Problema: Medición en un ambiente que cambia lentamente vs. temperaturas que cambian rápidamente

Un sensor de humedad capacitivo de buena calidad puede medir con precisión la humedad relativa en un entorno estable o que varía lentamente. Debido a que la medición de la humedad relativa depende de la temperatura, medir esta variable de manera precisa es muy difícil en ambientes en donde las temperaturas varían rápidamente.

Los sensores de humedad relativa miden desde el interior de un filtro de protección, que está unido a la cabeza de un sensor. En aplicaciones industriales, el cabezal del sensor generalmente está hecho de metal y tiene una masa térmica significativa, lo que se convierte en un problema si se produce un cambio rápido en el entorno del mismo.

Imaginemos, que la temperatura cae repentinamente; la masa de la cabeza de la sonda demora un tiempo en estabilizarse a la nueva temperatura. Mientras tanto, las condiciones dentro del filtro de la sonda no son las mismas que en el exterior: aún es más cálido en el microclima creado por el filtro y el cuerpo de la sonda mientras se está enfriando. El rápido cambio en el ambiente no se puede detectar con precisión debido a la lentitud de la masa térmica, y esta lentitud puede ser un desafío para el control de la humedad sensible.

Solución: Una sonda más ligera puede adaptarse al entorno cambiante más rápidamente, lo que mejora el tiempo de respuesta

La solución a este problema es reducir la masa térmica de la sonda. Una sonda más ligera puede adaptarse más rápidamente al entorno cambiante, lo que mejora el tiempo de respuesta y confiabilidad de la medición de temperatura. La sonda de humedad y temperatura compacta Vaisala HMP9 tiene una cabeza de sonda en miniatura (5 mm de diámetro) con una masa térmica baja que proporciona un tiempo de respuesta superior. La sonda contiene un sensor HUMICAP® que proporciona un rendimiento de medición de humedad estándar de la industria, y su pequeño tamaño permite la instalación en espacios reducidos. Esto permite realizar mediciones en lugares donde las sondas tradicionales de 12 mm de diámetro simplemente no se pueden ajustar.

 

Conozca la nueva sonda HMP9

Share this post